Recordando al locutor e intérprete teatral, Norberto Lasala (1946 – 1999).

La página recordativa de la fecha, la destinaremos, a la especial y sentida evocación, del querido e inolvidable locutor e intérprete teatral, Norberto I. Lasala, quien a lo largo de muchos años, de una fiel y sostenida actividad, supo ganarse, a través de la onda radiofónica, la popularidad y todo el afecto, de nuestra comunidad y del vecindario chivilcoyano, cuyos receptores, hubieron de sintonizar, tantas veces, su muy particular y característico timbre de voz; un acento inconfundible, en el campo de la locución local. Nacido en el mes de diciembre de 1946, siendo apenas, un adolescente, se inició ante los micrófonos de la memorable y gloriosa “Publicidad oral Sirena”, que había fundado, Don José Tito Ranni, el 9 de julio de 1934, y allí, hubo de cumplir, una entusiasta y apreciable labor, que bajo la orientación de maestros locutores, como Rubén Osvaldo Lago y Héctor Osvaldo Cogo, le permitió lograr, amplia experiencia y seguro dominio, en dicha tarea. Tiempo después, con aquel bagaje de conocimientos, ingresó a la emisora L. T. 32 Radio Chivilcoy, que comenzó sus transmisiones regulares y habituales, el 10 de marzo de 1973, desarrollando así, en este medio de comunicación social, una prolongada y fructífera carrera, que reafirmó sus condiciones de índole personal, y le otorgó, una bien merecida nombradía. Locutor y comentarista, su presencia cotidiana, resultaba ya familiar, en los estudios de Radio Chivilcoy, y sus mensajes y anuncios publicitarios, llegaban cada día, a los hogares de los chivilcoyanos, quienes hubieron de incorporarlo, a su patrimonio espiritual y emocional, como un auténtico y verdadero exponente, de nuestra radiofonía. Muy joven, militó en las filas de la Agrupación Artística Chivilcoy, participando en numerosas presentaciones y puestas en escena, ya fuere, en calidad de intérprete, apuntador, integrante del equipo técnico y, hasta director teatral. Ahora, podemos mencionar, su rol de actor, en las obras: “Farsa del cornudo apaleado”, “Los Cáceres”, “Diez Indiecitos”, “Arsénico y encaje antiguo” y “La Tercera Palabra”; pieza, esta última, del gran dramaturgo, Alejandro Casona, que constituyó, un importante y estimable éxito teatral, para la Agrupación. En “La Tercera Palabra”, Norberto I. Lasala, encarnando uno de los principales personajes, compartió el escenario, con la notable y gloriosa actriz, Blanca Pérez de García, Marta C. de Mazza, Jorge Morales, Lidia Guaraglia, Hugo Tribuzzio, Adriana Somaruga y Susana Miquelarena. Su juvenil retrato, puede observarse, en la galería fotográfica, de la Agrupación Artística, y seguramente, esa estampa – imagen de su época de actor -, prolongará en el curso del tiempo, su simpático recuerdo. Norberto I. Lasala, falleció joven aún, a los 52 años de edad,  el 16 de noviembre de 1999, pero su magnífica y armoniosa voz, ha seguido resonando, todavía, con ecos de emoción y de nostalgia, en el alma y el corazón, de muchos chivilcoyanos.

El locutor, por Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Con su voz musical y cadenciosa, de manera cordial y dulcemente, puebla el aire y las ondas del ambiente, llegando en el hogar, a cada cosa. Micrófono y palabra melodiosa, que en su abierto contacto con la gente, le regala feliz, a todo oyente, su cálida expresión, más afectuosa. Presencia familiar, de un modo diario, se convierte en anuncio, comentario, o en tanda comercial y noticiosa… Labor profesional, fiel compañía, nos entrega la franca simpatía, de su voz musical y cadenciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *