Recordando al periodista y escritor, Baltasar Álvarez, fundador y director del semanario “Reparación”, aparecido en 1955.

El caracterizado y prestigioso periodista y escritor chivilcoyano, Baltasar Álvarez, en una fotografía juvenil, de sus dorados tiempos, de hábil y relevante futbolista. Fundador y director, del periódico «Sport», aparecido en 1933, que cesó en sus ediciones, hacia 1945, y del semanario «Reparación», cuyo primer número, data del 5 de septiembre de 1955, publicándose hasta 1967; Baltasar Álvarez, como un diestro y excelente centro delantero, fue jugador, en los equipos de Sportivo Buenos Aires, «El Tribuno» y Huracán, como asimismo, de la selección chivilcoyana. Además, se desempeñó como árbitro de Primera División, vicepresidente, de la Liga de Fútbol, de nuestra ciudad, y presidente, de los clubes Colón y Huracán.

En fecha reciente, la docente chivilcoyana, Graciela A. Médici, hubo de efectuar al Archivo Literario Municipal, la valiosa y significativa donación, de un conjunto de ejemplares gráficos, del semanario de actualidad “Reparación (Todo por la libertad)”, que fundara y digiera, el auténtico y avezado periodista y escritor local, Baltasar Álvarez;  un hombre, de prolongada y fructífera trayectoria, en los ámbitos de la prensa ciudadana, quien supo caracterizarse, por su genuina y profunda vocación, su espíritu tenaz y valeroso, su fiel y admirable coherencia ideológica, sus claros valores y principios morales y,  su norma de acción y conducta, siempre asociada a la rectitud, la honestidad y la transparencia ética. Dicho periódico, de tendencia radical yrigoyenista, había salido a la luz pública, el 5 de septiembre de 1955, y finalmente, cesó en sus ediciones, hacia el año 1957, después de transitar y recorrer, un perseverante y sostenido camino, de labor informativa, doctrinaria y esclarecedora.

Baltasar Álvarez, en los tiempos de su juventud, supo incursionar en la disciplina del deporte, como un diestro y notable futbolista, que militó en diferentes clubes y equipos, de nuestro medio. En sus inicios, por el año 1917, integró el conjunto denominado “Carlitos Chaplín”, convertido posteriormente, en el conocido club Sportivo Buenos Aires; luego, formó parte, del equipo futbolístico, del diario “El Tribuno”, un órgano periodístico de la época, bajo la prestigiosa dirección del escribano Eugenio Fausto Díaz, que comenzó a publicarse, a principios de 1917, y cesó en  sus ediciones habituales, hacia 1932; más tarde, el 24 de noviembre de 1924, junto a otros jóvenes de entonces, participó en el momento fundacional del club Huracán, y asimismo, en calidad de habilidoso y excelente centro delantero, compuso el equipo de la Selección chivilcoyana, durante los años 1921, 1922, 1923, 1924 y 1925. Además, al lado de Horacio Reyes, Enrique Ballerini, Mateo Corujo y varias personas ligadas al ambiente futbolístico, bregó, de un modo tesonero y entusiasta, para la creación de la Federación Chivilcoyana de Deportes, una institución madre, del fútbol lugareño, fundada el 23 de octubre de 1925. Posteriormente, entre los años 1931 y 1935, fue árbitro de Primera División; después, vicepresidente de la Liga Chivilcoyana de Fútbol, durante la presidencia del ingeniero Domingo A. Basso, titular de dicha entidad, desde el 30 de abril de 1937, hasta el 14 de abril de 1943, y también,  presidente del Club Social y Deportivo Colón, en el período 1941 – 1942, y del Club Huracán, reorganizado el 24 de noviembre de 1944.

Gran conocedor, del oficio la tipografía, que había aprendido y asimilado, en su adolescencia y juventud, adquiriendo un notorio y estimable dominio,  y propietario de una acreditada imprenta, de nuestro medio, donde se desempeñaba, juntamente con sus tres hermanos, Rafael, Luis y Jacinto, Baltasar Álvarez, hubo de fundar, el 3 de marzo de 1933, un periódico, de índole social y deportiva, denominado “Sport”, el cual, alcanzó una importante circulación y, una amplia y merecida trascendencia, en diferentes círculos y espacios locales, estrecha y directamente vinculados, a la práctica y las manifestaciones futbolísticas. Dicho semanario, contenía en todas sus atrayentes páginas, una minuciosa y detallada información, acerca de los distintos cotejos,  disputados a lo largo de vibrantes e inolvidables tardes domingueras, en el viejo y querido Estadio de la Federación; ofreciendo así, a los lectores, ávidos de noticias, los resultados de los diferentes partidos, las alineaciones de los equipos y, los comentarios y precisiones, sobre el desarrollo de los encuentros. El periódico, se redactaba e imprimía, ese mismo domingo, distribuyéndose en la plaza principal 35 de Mayo, en horas del atardecer. La primera sede, del semanario “Sport”, hubo de funcionar en un local, ubicado en la calle Bolívar Nro. 320; hacia 1935, efectuó un traslado, a una nueva sede, sobre la calle Pellegrini Nro. 399, y finalmente, se instaló en un inmueble, sito en la intersección de las calles San Lorenzo y Vicente López. La mencionada publicación, después de una leal y perseverante trayectoria gráfica, de doce años, interrumpió, en forma definitiva sus ediciones, en 1945.

Hombre de genuinos ideales y, férreas y bien arraigadas convicciones políticas, Baltasar Álvarez, adhirió, de un modo sincero y fervoroso, a los postulados de la Unión Cívica Radical, y fue autor de un volumen, donde expuso su pensamiento partidario; como asimismo, de numerosos artículos periodísticos, que analizaban y reflejaban diversos temas y asuntos, de nuestra realidad nacional. Baltasar Álvarez, falleció hace ya, varias décadas, pero sin duda alguna, nos dejó un aleccionador y hermoso ejemplo de coherencia, en las ideas y la conducta, honradez, decencia, probidad y rectitud; un ejemplo moral que, a pesar de todo, debieran imitar y emular, las actuales y futuras generaciones, de chivilcoyanos y de argentinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *