El recuerdo del cine – bar “Radium”

Compartir
El genial e inolvidable actor y director cinematográfico, Charles Chaplin, cuyas imborrables películas mudas, se proyectaron en la pantalla del cine "Radium", durante las décadas de 1910 y 1920.

El genial e inolvidable actor y director cinematográfico, Charles Chaplin, cuyas imborrables películas mudas, se proyectaron en la pantalla del cine «Radium», durante las décadas de 1910 y 1920.

Evocamos hoy, en el viejo álbum de los recuerdos, y en las amarillentas páginas de nuestra historia ciudadana, la particular presencia, del cine – bar “Radium”, que se encontraba situado, en la intersección de las calles San Martín y 25 de Mayo, – en la esquina del Palacio Municipal-, y en el cual, se proyectaban, para deleite y alegría, de todo el público local y el vecindario, las llamativas y cautivantes películas mudas, de las décadas de 1910 y 1920. Dicho cine – bar “Radium”, había abierto sus puertas, hacia el año 1911, y en su primer época, estuvo a cargo de Don Luis Castell, quien, tiempo después, hubo de asociarse a Don José Franco; constituyendo entonces, la firma: “Castell – Franco”. En la citada sala, supieron brindar sus interpretaciones, algunos pianistas, de nuestro medio, como el profesor de música, Luis Manzanos Miranda, Alfonso Cragno y Julio Molina Fredes, el padre del destacado cantante folklórico, artista plástico y arquitecto, Julio Molina Cabral. En el cine – bar “Radium”, se presentó el dúo, compuesto por Carlos Gardel y José Razzano, los días 6 y 7 de agosto de 1921; constituyendo ésta, la segunda de las visitas, realizadas a Chivilcoy, por el célebre Zorzal Criollo y eterno Morocho del Abasto. En el mes de abril de 1928, el mencionado cine, llevó a cabo, la organización de un “Concurso de Belleza” femenino; estableciéndose un premio, de siete libras esterlinas. Entre las jóvenes chivilcoyanas participantes, figuraban: Elena Patavino, Angelita Suárez, Amanda Pechieu, Dora Fariña, Alicia Burtín, Yolanda Muratore, Clementina Folco, Lydia Pera, Elvira Samara, Haydée Caro, Alicia Etcheverry, Sara Fescina, Elba Dayraut, Leonor Lamanda, Dora Rabosto, Laura Vita, Felisa Bellotti, Aurora Gesualdo, Emilia Cartier, Lola Casals, Amira Vitelli, Sara Kurlat y Palmira Pucciarelli. En las funciones de matinée, los niños de la época, se regocijaban con la simpática y querida figura de Doña María Arrebola, “La Masitera”, una mujer española, oriunda de Andalucía, que iba ofreciendo su tan dulce y deliciosa mercancía, consistente en empanadas de membrillo, y la ya clásica “masa empachadora”, la cual, se elaboraba con harina, huevos y azúcar, y se aromatizaba, con café. El caracterizado y prestigioso, dirigente político y deportivo, investigador de nuestro pasado lugareño, periodista y hombre público, Don Vicente José Abriola (1907 – 2003), en uno de los capítulos, de su interesante libro “Trozos de historias chivilcoyanas”, hubo de rememorar, con sentida nostalgia, y la emoción más sincera, aquellas inolvidables horas infantiles, vividas en el cine Radium, durante la década de 1920.