Reflexión lunfarda: Seguir luchando, en esta Argentina del siempre lo mismo…

 

Seguir luchando, por un país digno de ser vivido, aunque no se vislumbren ningún porvenir ni tampoco destino alguno…

Seguir luchando, de un modo anónimo y silencioso, en esta Argentina del siempre, siempre lo mismo, donde pierde, se empobrece y se funde el humilde y abnegado laburante, que trabaja, brega, se esfuerza y abona puntualmente sus impuestos y obligaciones fiscales y tributarias…

Seguir luchando, por los principios y valores humanos, patrióticos y espirituales, el sentido ético, la conciencia moral, la verdad, la justicia, la honestidad, la concordia, la unión mancomunada y el espíritu fraternal y solidario.

Seguir luchando, por la educación, el saber y el conocimiento, la sagrada y sublime cultura del trabajo, las actividades productivas, la generación de riqueza, el horizonte y perspectiva de un alentador futuro y, el camino del progreso, el bienestar y la grandeza para todas las argentinas y argentinos.

Seguir luchando, por la honradez, la hombría de bien, la frente alta, las manos limpias y, una conducta de probidad, rectitud y transparencia…

Seguir luchando, por los nobles ideales, las auténticas convicciones, los auspiciosos proyectos, la dulce ilusión, la luminosa esperanza y los mayores anhelos y sueños…

Seguir luchando, no obstante los contratiempos, escollos y adversidades; las zozobras e incertidumbres; los egoísmos, bajezas y mezquindades; la corrupción y la impunidad; la marginación social; las penurias y aflicciones económicas…

Seguir luchando, por una vida mejor, más sana, más buena y más generosa.

Seguir luchando, por las actuales y futuras generaciones de argentinas y argentinos…

Seguir luchando, porque no podemos aguardar resultados distintos, haciendo siempre lo mismo; los pueblos que olvidan su pasado, están condenados a repetirlo; para que triunfe el mal, sólo se necesita que los buenos no hagan nada, a fin de impedirlo y, los Hombres como los árboles, se conocen y aprecian por sus propios frutos…

Yo la sigo luchando… por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

A pesar de la triste fulería, el despiole, los curros y el afano; un zurdazo, quizá, de cayetano, el chamuyo y el verso, cada día… A pesar de la jeta de un gomía, el sufrir del aguante cotidiano, la injusticia y el mango tan lejano, yo la sigo luchando, todavía… A pesar de que pierda quien labura, y termine en la amarga mishiadura, siempre aquel cusifai, noble y honrado… Yo me banco, chabón, los sinsabores, porque creo en el bien y los valores, y un futuro pulenta, esperanzado.

 

 

 

 

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *