El Día de la Soberanía Nacional: La evocación del combate, de la Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1845, y los homenajes tributados en Chivilcoy.

Mediante una ley del Congreso, de nuestra República Argentina, sancionada en septiembre de 1974, hubo de establecerse el 20 de noviembre, como Día de la Soberanía Nacional, en recordación, del tan memorable y glorioso combate de la Vuelta de Obligado, que se librara el 20 de noviembre de 1845,  y donde las fuerzas bélicas, de nuestro país, comandadas por el general Lucio Mansilla, supieron defender, con extraordinario denuedo, admirable coraje y, un ejemplar heroísmo, la integridad territorial y los derechos de la Confederación, bajo la conducción del brigadier general Don Juan Manuel de Rosas, frente a la agresión, el avasallamiento y el ataque, de la poderosa escuadra anglo – francesa, que pretendía navegar y remontar el río Paraná, en dirección a la provincia de Corrientes. El violento y singular combate, se desarrolló en el mencionado río Paraná, a la altura del lugar, que se denominaba «La Vuelta de Obligado”, y que se hallaba ubicado, entre las ciudades de San Pedro y Ramallo, en la provincia de Buenos Aires. En dicho sitio geográfico, la barranca alcanzaba unos veinte metros, y el ancho del río, poseía unos ochocientos metros, y allí, el general Mansilla, animado por un  claro propósito de valerosa defensa, dispuso la colocación de cuatro baterías: Manuelita, General Mansilla, General Brown y Restaurador Rosas, con una serie de cañones, de diverso calibre, atendidos por doscientos veinte intrépidos artilleros. Asimismo, hubo de sumarse un aguerrido contingente, de  dos mil soldados, y además, atravesando el río, se tendieron tres gruesas cadenas, que se hallaban sostenidas por unas veinticuatro embarcaciones. También, en esa operación, de tesonera y férrea defensa, se utilizaron, el bergantín Republicano, y los lanchones, Místico, Restaurador y Lagos. La gigantesca escuadra anglo – francesa, contaba con unos once buques y, unos cien cañones, de un significativo calibre. Las fuerzas argentinas, no obstante la enorme superioridad de la escuadra invasora, hubieron de oponer, con auténtico y profundo fervor patriótico, una ardiente y decidida resistencia; inscribiendo la resonante y luminosa página, de toda una genuina  epopeya, y una gesta militar, de honor y grandeza, en las mejores efemérides, de nuestra historia nacional. A raíz de este magno episodio, de la Vuelta de Obligado, el ilustre Padre de la Patria, el Libertador General Don José de San Martín, al redactar su testamento ológrafo, en la cláusula tercera, subrayaba: “El sable que me ha acompañado en todas las guerras de la independencia de América del Sur, le será entregado al general dela República Argentina, Don Juan Manuel de Rosas, como una prueba de la satisfacción que como argentino he tenido, al ver la firmeza con que ha sostenido el honor de la República, contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla”.

En nuestra ciudad, desde hace ya, varios años, se ha venido recordando esta conmemoración del Día de la Soberanía, cada 20 de noviembre, merced a la iniciativa y labor, de la Comisión Permanente de Homenaje a la figura del creador del Partido de Chivilcoy, brigadier general Don Juan Manuel de Rosas, que integran, entre otros, el reconocido y prestigioso tradicionalista, investigador, conductor y animador radiofónico y televisivo, Oscar J. Marchesini, y el polifacético y destacado estudioso del pasado lugareño, artista plástico, poeta, escritor y docente, procurador Juan Antonio Larrea.. Además, se cuenta con el patrocinio y el apoyo, de la Municipalidad y las autoridades de la comuna. Los actos evocativos, se llevaron a cabo, frente al busto del brigadier general Don Juan Manuel de Rosas, ubicado en la plaza principal 25 de Mayo; una obra escultórica, de la distinguida artista plástica y docente local, profesora Beatriz A. Cánepa, que se inauguró el 28 de diciembre de 1996, durante la gestión, del entonces intendente municipal, Dr. Rodolfo Bardengo. En esas ceremonias, que siempre han resaltado, el hondo espíritu soberano y, los verdaderos principios y valores, de nuestra argentinidad, participaron diferentes intérpretes folklóricos, y miembros componentes, de centros y peñas, los cuales, cultivan las expresiones gauchescas, el sentir campero y paisano y, la patria Tradición. Puntualicemos que, el 28 de diciembre de 1845, por el decreto Nro. 1844, del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, nació, de un modo feliz y promisorio, el distrito bonaerense de Chivilcoy, y al día siguiente, el 29 de diciembre del 45, se procedió a la designación, del primer Juez de Paz, del partido, Don Lázaro José Molina.

Décima a la Vuelta de Obligado, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

DESDE el fondo del pasado, por las huellas de la historia, hoy, rescato la memoria de la Vuelta de Obligado. Recuerdo a cada soldado, de fibra noble y genuina, y de pronto, me ilumina, su ejemplo de patriotismo, que honró, con todo heroísmo, nuestra bandera argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *