Soneto lunfardo, a la señora Mirtha Legrand

Compartir
La gran actriz, conductora y animadora, Mirtha Legrand, quien estuvo en Chivilcoy, a los 14 años de edad, en uno de junio de 1941, cuando se estrenó, en la sala del cine-teatro "Metropol", la película "Los martes, orquídeas...". Esta deliciosa y recordada comedia, fue el primer filme protagónico, de Mirtha Legrand.
En un cacho de azul y lungo cielo,
siempre brilla, una posta y clara estreya,
que hace facha, al igual que una centeya,
e ilumina fetén, a nuestro suelo.
De una forma debute, sin camelo,
allá está como un sol, pulenta y beya,
y su encanto bacán, deja una hueya,
de banana optimismo y de consuelo…
Siempre brilla en el tiempo, bien chipola,
y su forte destello, segurola,
que los yornos, jamás apagarán…
Porque así, cada noche, muy diquera,
esta luz, que nos copa, tan canchera,
es la estreya mayor, Mirtha Legrand.

Carlos Armando Costanzo, fundador y director-organizador del Archivo Literario Municipal y del Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y de la Academia Porteña del Lunfardo.

Germán Carlos Nicolini: Secretario Técnico del Archivo Literario Municipal, a cargo de las páginas Facebook y Web.

De una manera particularmente jubilosa, celebra sus noventa fecundos años de vida, la actriz, conductora y animadora, Mirtha Legrand – la auténtica y rutilante señora del espectáculo -, quien nació, precisamente, en la localidad santafecina de Villa Cañás, bajo el nombre de Rosa María Juana Martínez Suárez, el miércoles 23 de febrero de 1927. A los catorce años de edad, el domingo 1 de junio de 1941, estuvo aquí, en la ciudad de Chivilcoy, como protagonista femenina, de la deliciosa y memorable comedia “Los martes, orquídeas…”, realizada por los estudios cinematográficos “Lumiton”. Dicha película, que dirigió Francisco Mugica, y en la que intervino, en el rol de protagonista masculino, el recordado galán de la época, Juan Carlos Thorry, hubo de estrenarse, en esa fecha, en la sala del cine – teatro “Metropol”; y el filme, suscitó un profundo interés y una vasta adhesión, de nuestra comunidad, y de todo el público chivilcoyano. Mirtha Legrand, en su primer papel protagónico, integró una numerosa y significativa embajada artística, que arribó a Chivilcoy, por vía ferroviaria, en un tren especial, que llegó a la desaparecida Estación Norte, y tras las exitosas funciones de estreno: Vermut y Noche, participó en un agasajo, ofrecido en las instalaciones, del Club Social. La embajada de la empresa fílmica “Lumiton”, hubo de regresar a Buenos Aires, en un tren que partió de la Estación Norte, en la mañana del lunes 2 de junio de 1941.