Un interesante artículo sobre nuestra ciudad, publicado en la revista porteña “Caras y Caretas”, el 24 de noviembre de 1934, hace ya, 85 años transcurridos… La importante Exposición de la Industria Regional, realizada en Chivilcoy, en 1934. Don León Goldemberg y el ingeniero Mauricio Birabent.

Magnífico e imponente arco de entrada, de la gran Exposición de la Industria Regional, llevada a cabo en Chivilcoy, en el año 1934. Sin dudas, todo un extraordinario y admirable ejemplo, de iniciativa, trabajo, esfuerzo, lucha, profunda pujanza y, singular visión de promisorio futuro, que se realizó, en nuestro medio, hace ya, 85 años transcurridos… Un auténtico y verdadero milagro, de la voluntad emprendedora, de los chivilcoyanos. 

La columna evocativa de la fecha, la destinaremos a la particular y bien merecida recordación, de un interesante y valioso artículo periodístico, publicado en medio del amplio contenido gráfico, de la muy difundida y tan popularizada revista porteña “Caras y Caretas”, del 24 de noviembre de 1934 – hace ya, exactamente, unos 85 años transcurridos -, a través de su Edición Nro. 1886. Dicho artículo, que suma una extensión, de más de veinticinco  páginas, se halla firmado por el periodista Vicente Kurlat, enviado especial de “Caras y Caretas”, y brinda a los lectores, del citado semanario capitalino, una ilustrativa reseña, de la historia de nuestra ciudad; el Hospital, de la época; distintas entidades,  de orden educacional,  cultural, social y deportivo; el quehacer de la prensa chivilcoyana; los molinos harineros, “Martelletti Hnos.” y “Cánepa Hnos.”; las estancias, del ingeniero Mauricio Birabent y de la señora María R. B. de Mariezcurrena; diferentes fábricas y comercios; la localidad de Moquehuá y la firma “Falabella Hnos.”; la notable figura del eximio y prestigioso jurisconsulto, dirigente político y diputado nacional, Dr. Luis Grisolía “un ilustre hijo de Chivilcoy”; gran cantidad de fotografías, sobre diversos lugares, del ámbito ciudadano; edificios públicos, plazas y monumentos; estampas fotográficas de Moquehuá; damas, niños y matrimonios, de la sociedad de Chivilcoy, etc. En 1934, ejercía el cargo de intendente municipal, Don Ángel San Romé, quien había asumido sus funciones, al frente del Departamento Ejecutivo de la comuna, el 1 de enero, de ese mismo año.

El mencionado artículo, se titula “Chivilcoy, la Perla del Oeste”, puntualizando luego: “La ciudad que al cumplir su 80 aniversario se encuentra en una era de franca prosperidad y un porvenir brillante. – Fundación – Su importancia – La vialidad y sus necesidades urgentes – Sus instituciones culturales y deportivas – la Exposición de la Industria Regional”. La nota de referencia, comienza señalando que: “La tenacidad y disciplina burguesas que dieron vida y florecimiento a las ciudades del llano bonaerense, tienen un símbolo: el coral. Unas colonias de seres diminutos se juntan, viven y mueren transformándose en ramas. De la aglomeración de estas ramas nacen los bancos de coral y aparecen sobre la superficie de las aguas. Sobre los corales se amontona la arena y sobre la arena las simientes que transporta el viento. Poco a poco se dibuja  y se perfecciona una isla, apta para morada del hombre. Así apareció hace ochenta años Chivilcoy, nacida del coral humano muchísimo antes de ser un  islote en la pampa. Toda la anónima y solidaria labor de los oscuros antecesores estaba teñida con sangre de martirio. Fue una lucha coralina, roja, contra la naturaleza y el salvaje, un esfuerzo gaucho. Porque los Martín Fierro han sido los domadores de la llanura; sus potros y sus tropillas señalaron y amasaron caminos. Nos lo dice José Hernández, el gran poeta, que ya iba a cumplir sus veinte años el día que nació Chivilcoy”.

La Exposición de la Industria Regional, realizada en Chivilcoy, en 1934.

En uno de sus párrafos y fragmentos, más sobresalientes, la citada nota, se refiere de un modo puntual y destacado, a la “Exposición de la Industria Regional”, llevada a cabo, durante aquel año 1934, a partir de la feliz iniciativa y la admirable visión de futuro,  y con la eficaz y excelente  organización de la Sociedad de Comercio e Industria de Chivilcoy, bajo la presidencia del acreditado empresario, Don León Goldemberg, y la activa y dinámica participación, del polifacético y apreciable investigador de nuestro pasado lugareño, escritor, ensayista, docente y hombre público, ingeniero agrónomo Mauricio Birabent (1905 – 1982), el siempre recordado autor, del magnífico y bello libro “El Pueblo de Sarmiento” (1938), la historia de nuestra ciudad, desde sus lejanos orígenes, hasta 1880. Esta Exposición, de gran resonancia, trascendencia y envergadura, hubo de reunir y congregar, a numerosos comercios y establecimientos fabriles e industriales; ofreciendo las promisorias y esperanzas perspectivas y, un amplio y muy completo panorama, de la riqueza y todo el potencial económico, de nuestra ciudad. El artículo de “Caras y Caretas”, subrayaba que: “El partido de Chivilcoy ha logrado presentar en la ciudad una muestra, meritorio exponente  de una actividad industriosa, de primera categoría. Bajo la dirección técnica del ingeniero Mauricio Birabent y el entusiasmo del comercio y las casas importadoras, se instalaron primorosos “stands”. Y el público que por primera vez podía contemplar en conjunto la importancia de la industria de su región, llenó el local a todas horas. La exposición ha sido un triunfo y una promesa de certámenes industriales de mayor brillo”.

El gran empresario local, Don León Goldemberg, verdadero artífice y bastión realizador de la Exposición Industrial.

La revista “Caras y Caretas”, le dedicó un conceptuoso comentario periodístico,  a Don León Goldemberg, caracterizado y prestigioso empresario, de nuestro medio,  hombre de firme temple, empeñosa  voluntad hacedora y, colosal y extraordinaria pujanza, fundador de la memorable fábrica de aceite, en 1943, y fallecido hacia el año 1950. La nota, remarcaba que: “Con la sencillez que le es característica y en forma cortés, el señor León Goldemberg, al requerirle sus impresiones comerciales, como presidente de la Sociedad de Comercio e Industria de Chivilcoy, responde: Gracias al afán de todos los vecinos, en hacer de esta zona una de las más importantes del país, no se han omitido esfuerzos para que esto fuese un  éxito. Después formuló palabras de elogio para todos los que colaboraron con él, en la organización de la Exposición de la Industria Regional, que fue el triunfo más rotundo de los últimos tiempos, en certámenes de esta naturaleza. Meritorio es el tesón que han puesto los señores Birabent, Lauhirat, Díaz Tenreyro, Brocos, Ryan, Giordano, Cánepa, Ferro, Rothemburger, Martelletti, Bayacasals, los ingenieros Luis A. Herbin y Basso, Cavadini, Eduardo Hartkopf, y otros más, que en forma notable, han logrado reunir todas las fuerzas vivas de la zona y hacerlas representar con sus productos en esta gran nuestra regional. Al preguntarle sobre su actuación comercial, León Goldemberg dice: Primeramente fui apoderado de un comercio importante en Buenos Aires, siendo gerente tres años, de la casa Esp.  Conf. Mercantil Aj., hasta establecerme definitivamente por mi cuenta y llegar a la situación próspera en que me encuentro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *