Una película documental “La Historia en la arena”, rodada en Chivilcoy, hacia 1986.

El capítulo evocativo de hoy, lo dedicaremos a recordar, el rodaje, aquí, en nuestra ciudad, en 1986, de un mediometraje, documental y argumental, en 16 mm, titulado “La Historia en la Arena”, el cual, hubo de rememorar y recrear, el trascendental y resonante estreno, en Chivilcoy, el sábado 10 de abril de 1886, del “Juan Moreira” hablado, por la compañía circense, de José Podestá y Alejandro Scotti,; una pantomima, que se transformó después, en una pieza escénica, y determinó el feliz y glorioso nacimiento,  en esta comarca, del drama criollo y del Teatro Nacional. Dicho documental, que se llevó a cabo, en la planta urbana, de la ciudad, y en diferentes lugares, de nuestra zona geográfica rural, fue dirigido, por el joven realizador argentino, Hugo Alfredo Lescano; tratándose, de su primera obra fílmica. El guión, correspondió, al propio Hugo Alfredo Lescano y a Aldo Romero; la música, a Chango Farías Gómez, Mono Insaurralde,  Luis Gurevich y Verónica Condomi; la fotografía, a C. Toriaschi, M. Miño y C. Ferro; la escenografía y vestuario, a Trini Muñoz Ibáñez; la compaginación, a Laura Bua; el sonido, a M. Babuini y E. Aguilera; y la animación de títulos, a Daniel Celia. Fue jefe de producción, de la película, Rodolfo Durán, y sus productores: Hugo Alfredo Lescano, Aldo F. Romero, Rodolfo Durán y Osvaldo G. Flores. La narración, del citado filme, estuvo a cargo, de los reconocidos intérpretes, China Zorrilla, Alfredo Alcón, Héctor Alterio, Pepe Soriano, Ivonne Fournery y Beatriz Seibel. El respectivo elenco, de la película, se hallaba compuesto por Héctor Veronese, Ricardo Alanís, que personificaba a Juan Moreira, Isaac Eisen y, los niños, María Tucci, Arturito Videla y Leonardo Areco. El rodaje del filme, en horas del amanecer y el atardecer, contó con la colaboración, de los miembros integrantes, de la Sociedad de Fomento, del Barrio “Tres Banderas”, que presidía el señor Lucas Fernández. La película, hubo de recibir, el aporte dinerario, de una subvención del Fondo Nacional de las Artes. Respecto del actor, Ricardo Alanís, que encarnaba la legendaria y vigorosa figura de Juan Moreira, señalemos que, había residido, en Chivilcoy, durante la etapa de su infancia, y solía visitar, con frecuencia, a nuestra ciudad.  En un folleto de promoción, de la película, los realizadores, puntualizaban: ”La Historia en la Arena”, es la historia general Circo Criollo, sus orígenes, su desarrollo y su proyección, en la actualidad. El relato comienza en la época colonial, pasando por el período rosista, para continuar con la aparición en el circo, de los hermanos Podestá, y el primer “Clown Criollo”, Pepino el 88. El mito del gaucho perseguido, influye enormemente en la literatura, dando origen al folletín de Eduardo Gutiérrez sobre Juan Moreira. El circo lo llevará a escena, de la mano de los Podestá, y se crearán nuevos personajes, como el Cocoliche. El drama criollo, pasará del picadero al teatro, originando toda una generación de actores y autores, que influirán en el radioteatro, la revista y el cine. Al interrogante planteado, si el circo criollo desaparecerá, responde desde la campaña, Mario Holmer (Tony Patagonia), junto con su familia de artistas trashumantes: “Mientras haya gente como nosotros, el circo criollo no desaparecerá, porque lo llevamos en la sangre”. La evocación, entonces, del documental “La Historia en la Arena”, rodado aquí, en Chivilcoy, en 1986, al conmemorarse el Centenario de la célebre y relevante representación, en nuestra ciudad, del “Juan Moreira” hablado, aquel 10 de abril de 1886, por la compañía circense, de José Podestá y Alejandro Scotti. Honrosa y bien merecidamente, Chivilcoy, ha sido declarada en el año 2016, merced a un proyecto del diputado provincial, Fabio Gustavo Bitos, como “Capital provincial del Teatro”, pues aquí, en esta comarca, nació el drama criollo y el TEATRO NACIONAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *