El Villancico “Noche de Paz”, en lunfardo…

El Villancico “Noche de Paz”, en lunfardo…

Compartir

Sin lugar a dudas, el popularizado villancico “Noche de Paz”, constituye, una de las más sentidas y bellas páginas, de la celebración navideña, en la prolongada y rica historia cristiana, de nuestra humanidad. Sus lejos orígenes, se remontan a 1818, cuando en la zona geográfica austríaca, del Tirol, el maestro de escuela primaria, organista y compositor, Franz Xavier Gruber, hubo de crear, en medio de una profunda y suprema inspiración, una hermosa partitura, dedicada a la Navidad; la cual, luego, estrenó, en la capilla de San Nicolás de Oberndorf (Provincia de Salzburgo, Austria), el 24 de diciembre de aquel año. Con posterioridad, el sacerdote y poeta austríaco, Joseph Mohr, escribió los enternecedores y tan conocidos versos de dicho villancico, que hubo de difundirse, muy rápidamente, por toda Europa y el continente americano, convirtiéndose así, en un auténtico y verdadero, emblema o símbolo, del místico espíritu religioso y evangélico, de la gran celebración navideña.

         CHENO DE PAZ, CHENO DE AMOR

Cheno de paz, en todo el conventiyo, que lo más pancho, goza el apoliyo, y allá, en el cielo, atenti y luminoso, de un modo bien canyengue y fachendoso, copada de ilusión, pinta y color, briya fetén, la estreya del Señor. Cheno de amor, fraterna y tan canchera, del aguante y la gracia verdadera, porque en un viejo rioba, muy lejano, junto a un bulín, nació, de cayetano, un purrete de sueños, posta y flor, que es el guapo y sublime Salvador. Nació en aquel pesebre, tan mistongo, – minga de guita, lujos, curro y tongo -, para darnos su vida, su parola, su mensaje divino, dulce y piola, su perdón y su ejemplo de humildad… Celebremos entonces, esta cheno, con la jeta feliz y el cuore pleno, la debute y pulenta Navidad.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.