La trágica muerte del poeta Carlos Ortiz

El poeta Carlos Ortiz (1870-1910)
El poeta Carlos Ortiz (1870-1910)

El 3 de marzo de 1910, a la temprana edad de 40 años, dejó de existir en Chivilcoy, el inspirado y notable poeta lugareño, Carlos Ortiz, como directa consecuencia de las heridas de bala, que había sufrido la noche anterior, del 2 de marzo, en las instalaciones del Club Social de nuestra ciudad, durante el transcurso de un banquete, servido en homenaje a la figura del director de la Escuela Normal, profesor Alejandro Mathus (1870 – 1921), quien por razones de índole política, había sido trasladado a la provincia de Mendoza. En medio de dicha reunión, se produjo un sorpresivo y violento tiroteo, a raíz del cual, el inspirado vate Carlos Ortiz, recibió disparos en la zona abdominal, y se transformó así, en la víctima inocente, de un infame e incalificable episodio, que no obstante, las investigaciones y procedimientos realizados, nunca fue debidamente esclarecido. Tras el brutal atentado, que suscitó un clima de conmoción y estupor, entre los presentes, Carlos Ortiz, contó con una atención o asistencia inmediata, y se lo trasladó a su domicilio, de la calle San Martín 112; una antigua y pintoresca finca, conocida como la “Casa de la Lira”. Dicho inmueble –tradicional baluarte, monumento y reliquia del patrimonio histórico y arquitectónico, de nuestra ciudad -, se demolió en el mes de enero de 2007, levantándose en ese solar, un edificio de propiedad horizontal. Allí, en aquella casona, con un enorme caudal de recuerdos, memorias y emociones del pasado chivilcoyano, Carlos Ortiz, falleció, a las 9 de la mañana, del 3 de marzo de 1910. Había nacido en la estancia “Las Palmeras”, dentro de nuestro distrito geográfico, el 27 de enero de 1870, en el hogar de Don Francisco Ortiz y Acosta y Doña Petrona Calderón. Autor del volumen de versos “Rosas del crepúsculo”, editado en 1899, en noviembre de 1901, publicó el magnífico y bello “Poema de las Mieses”, que se divide en un prólogo y doce cantos, de armonioso y exquisito lirismo. En 1919, la colección “La Cultura Argentina”, entregó a la estampa, junto a las “Rosas del crepúsculo” y “El Poema de las Mieses”, otros cuatro títulos, con diferentes composiciones poéticas inéditas: “Cantos de amor, de esperanza y de duda”, “EL grito de los fuertes”, “El cuerno florido” y “Mensajes líricos”. En el año 1911, apareció el importante volumen “Sangre nuestra”, un libro sobre las circunstancias, pormenores y el proceso judicial de la trágica muerte del poeta Carlos Ortiz, realizado por su amigo, el poeta, escritor, periodista y dramaturgo, Alberto Ghiraldo (1875-1946). En 1962, la poetisa, escritora y docente, profesora Ángela Francisca Colombo (1931-1993), hubo de reeditar “El Poema de las Mieses”, al igual que, el impresor, investigador y hombre de la cultura local, Héctor Manuel Antuña (1932-2001), en el mes de septiembre de 1977. En octubre de 2014, el Dr. Guillermo Rodolfo Pinotti, editó el volumen “Crónica del rescate de un poeta”, una interesante e ilustrativa reseña histórica, sobre el ilustre poeta chivilcoyano. El 22 de octubre de 1939, en la celebración del 85 aniversario de la fundación de nuestra ciudad, durante la gestión del intendente municipal, Don Generoso Fernando Falivene, se descubrió un busto del poeta Carlos Ortiz, en la plaza principal 25 de Mayo; obra del notable escultor y artista plástico argentino, Juan Zuretti (1880-1959). Asimismo, en el mes de noviembre de 1963, se le impuso el nombre de Carlos Ortiz, a la Escuela primaria Nro. 28, fundada en el año 1903; inaugurándose un busto del poeta, realizado por el distinguido escultor y docente local, profesor Antonio Bardi (1909-1988). En tanto, el 27 de enero de 1970, bajo la administración comunal del ingeniero José María Ferro, con motivo del centenario del natalicio del poeta, se bautizó con su nombre, a la calle Nro. 75. Los restos del poeta Carlos Ortiz, descansan en una bóveda familiar, en el cementerio porteño de La Recoleta. Una placa señala: “Aquí yace el espíritu luminoso de Chivilcoy, la inmortalidad gloriosa de Carlos Ortiz”. El poeta, supo cantarle a la tierra, el noble arado y el trabajo tenaz e infatigable de los esforzados y laboriosos labradores; puntualizando en una de sus mejores frases: “Si un hombre trata la vida como artista, debe ser todo corazón”.
El pasado 3 de marzo del 2016, se llevó a cabo, en la plaza principal 25 de Mayo, frente al busto del poeta Carlos Ortiz, una sentida ceremonia de homenaje, organizada por la filial Chivilcoy, de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), juntamente, con la Secretaría de Cultura y Educación, de la Municipalidad. Dicho acto, estuvo animado por el propósito, de recordar la ilustre figura del gran vate chivilcoyano, trágicamente desaparecido, a 106 años de su tan penoso fallecimiento.

“Nuestro profundo agradecimiento, al Dr. Guillermo R. Pinotti, por el valioso material fotográfico, aportado al Archivo Literario”.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.