Llegada a Chivilcoy, de las primeras Hermanas del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia.

IMG_20160524_104329El 20 de mayo de 1882, arribaron a nuestra ciudad, las primeras religiosas de la congregación “Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia”, –  una orden fundada en Italia, el 10 de agosto de 1837, por la Madre María Josefa Rosello -, con el propósito de crear en Chivilcoy, un instituto de enseñanza, promoviendo y fomentando la educación, aquí, en nuestro medio. Se trataba de las hermanas, Gustava Landó, Agustina Scotto y María Lorencina, quienes contaron con la extraordinaria y muy valiosa colaboración, de la señora Margarita R. de Kavanagh; la cual, hubo de arrendarles una finca, ubicada sobre la avenida Ceballos, y breve tiempo después, les efectuó la generosa donación de un solar, situado en la intersección de las calles 9 de Julio y General Paz, donde se construyó el edificio del Colegio. En un comienzo de su ardua y tesonera labor pedagógica, dichas religiosas, recibieron la crítica acerba e implacable de un sector del periodismo chivilcoyano, manifiestamente anticlerical; pero con posterioridad, la tarea educacional de las citadas hermanas, se fue afirmando y consolidando, en el seno de nuestra comunidad, hasta gozar del respeto y la sincera simpatía del vecindario. El 5 de noviembre de 1930, la rama primaria del Colegio, se incorporó a la Dirección General de Escuelas, de la provincia de Buenos Aires; en 1956, se creó la rama inicial del Jardín de Infantes, y en 1957, en tanto, se implantó el ciclo secundario; egresando la primera promoción, cuyas alumnas tenían el título de maestras normales, en el año 1961. Por otra parte, el 11 de noviembre de 1933, se inauguró y bendijo la capilla del Colegio, diseñada por el arquitecto Abel Basso Dastugue, quien dirigió los respectivos trabajos de edificación, del mencionado templo. El 25 de mayo de 1982, bajo la gestión municipal de Don Héctor Vaccari, con motivo de la celebración del glorioso centenario del Colegio, se le impuso el nombre de “Calle de la Misericordia”, a la prolongación de la arteria 9 de Julio; y el 21 de diciembre de 2005, se bautizó a una calle de nuestra ciudad – la Necochea, desde la avenida 3 de Febrero hasta la arteria Nro. 2 -, con la denominación de “Hermana Piedad”, como un justo y bien merecido homenaje, a la querida e inolvidable figura de Sor María Teresa Abad (1920 – 1994), ex rectora de la rama secundaria, del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia, a lo largo de muchos años, de actividad docente,  sabios consejos,  profunda  ternura y, una dulce y bondadosa entrega espiritual.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.