Efemérides chivilcoyanas del mes de Julio.

Estampa fotográfica, de una sentida y fervorosa procesión, de la festividad patronal, religiosa y popular, en honor de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, llevada a cabo, en la década de 1970, sobre la avenida Calixto Calderón,  frente a los cuerpos de edificios, de propiedad horizontal (Monoblox) y el entonces Lago Artificial (Actualmente, Anfiteatro Municipal “Pueblos originarios”). Dicha imagen, pertenece al diestro y destacado fotógrafo, periodista, escritor e investigador local, Osvaldo Benítez,  quien de una manera feliz y afortunada, logró captar este fiel y valioso testimonio, de la devoción mariana y la espiritualidad de Chivilcoy. Recordemos que, la primera procesión, con la imagen de la Virgen del Carmelo, se había llevado a cabo, en julio de 1889, merced a la iniciativa y la voluntad realizadora, de Don Pascual Grisolía (1835 – 1920), y un grupo de inmigrantes italianos, radicados en nuestra ciudad.

El 12 de julio de 1961, dejó de existir, a los 84 años de edad, el polifacético y muy notable escritor, poeta, periodista, investigador, ensayista, dramaturgo, conferenciante, artista plástico y docente, profesor Jesús García de Diego, una caracterizada y prestigiosa figura intelectual y cultural, que supo desenvolver, durante varias décadas, una intensa y muy fecunda labor, en el campo de las letras, el dibujo, la pintura y, el ejercicio de la enseñanza. Fundó y dirigió, distintos órganos gráficos; se desempeñó en diferentes establecimientos educacionales; ofreció numerosas charlas y disertaciones; colaboró en diarios y revistas locales; fue autor de novelas, trabajos históricos y obras de teatro, etc. Había nacido en España, el 22 de mayo de 1877, y se radicó en nuestra ciudad, hacia la década de 1890. Sus restos, descansan en el “Panteón del Magisterio”, ubicado en el Cementerio Municipal de Chivilcoy.

El 12 de julio de 1980, falleció, a los 79 años de edad, el auténtico y sentido poeta gauchesco, Valentín Pérez, autor de expresivas y vigorosas composiciones camperas, que reflejaron y tradujeron, de un modo cabal y elocuente, el genuino espíritu criollo y el alma nativa y tradicionalista. Le pertenece, asimismo, una pieza escénica, titulada “Luna de arrabal”, que se estrenó el 8 de julio de 1947. En 1954, entregó a la estampa el volumen “Plegarias laicas – bosquejo de barrio – páginas pasionales”, con un prólogo del dirigente político y deportivo, investigador del pasado lugareño y, hombre público chivilcoyano, Don Vicente José Abriola, y en 1966, el libro de espontáneos y sabrosos versos gauchos y temática rural “El arriero de nubes”. Había nacido, en la vecina ciudad de Veinticinco de Mayo, el 17 de diciembre de 1901.

El 13 de julio de 1913, vio la luz, en nuestra ciudad, el notable y singular músico, compositor y arreglador del Tango, Argentino Liborio Galván, una personalidad artística, de alta relevancia, que hubo de alcanzar, una merecida popularidad, durante las décadas de 1940 y 1950, en una época de oro y esplendor, de las mejores expresiones tangueras. Falleció, joven aún, a los 47 años de edad, el 8 de noviembre de 1960. En 1977, el siempre recordado escritor, investigador y periodista Gaspar José Astarita (1928 – 2003), editó una pormenorizada e ilustrativa semblanza biográfica de Argentino Galván, cuyo nombre, se prolonga en el tiempo y el curso de los años, a través de una calle de Chivilcoy.

El 14 de julio de 1926, un conjunto de entusiastas y laboriosos vecinos, de la populosa barriada, de la plaza Mitre, de nuestra ciudad, sentaron las férreas e importantes bases fundacionales, del Club Social y Deportivo Cerámica Argentina, que a través de un sostenido itinerario, de más de nueve décadas, ha desarrollado, toda una larga y muy fructífera trayectoria institucional. La primera comisión directiva de la entidad, estuvo presidida por Roberto García. Afiliado a la Liga Chivilcoyana de Fútbol (En un comienzo, Federación Chivilcoyana de Deportes), hubo de obtener su título inicial, de campeón de primera división, hacia el año 1955.

El 14 de julio de 2000, falleció en nuestra ciudad, a la edad de 57 años, el destacado y prestigioso periodista, docente y hombre público chivilcoyano, José Ramón Ponce, un hombre, de acreditada y muy valiosa trayectoria, en el terreno de la prensa y, en la faz de la enseñanza; quien siempre se caracterizó, por su gran capacidad profesional, su fiel rectitud y su ejemplar y admirable honestidad. Había nacido, en diciembre de 1942, y una plazoleta de Chivilcoy, lleva su ilustre e imborrable nombre.

El 14 de julio de 1895, se establecieron, las firmes y sólidas bases fundacionales, de la Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, la cual, a lo largo de 124 años, ha cumplido y transitado, una infatigable y fecunda trayectoria, siempre al servicio del saber y de la cultura chivilcoyana. El 22 de octubre de 1978, en el marco del 124 aniversario, del nacimiento de nuestra ciudad, se efectuó la inauguración oficial, de su amplia y moderna sede, ubicada en la calle Moreno Nro. 30, donde la entidad posee, un magnífico salón auditorio, que lleva el nombre del ilustre ex presidente de la institución, Dr. Rogelio A. Ventemiglia; diferentes instalaciones y dependencias, destinadas al desarrollo de numerosas actividades y, un gigantesco y admirable patrimonio bibliográfico y documental. La Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, sin  dudas, constituye y representa, un auténtico y honroso orgullo, para Chivilcoy.

El 16 de julio de 1900, hubo de oficiarse la primera misa, en la querida capilla, de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, la cual, se había inaugurado, el 19 de julio de 1896.

El 16 de julio de 1937, la humilde y modesta capilla, en honor de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, mediante un decreto, del Obispo de Mercedes, monseñor Juan P. Chimento, alcanzó el rango de Parroquia, con su correspondiente jurisdicción eclesiástica.

El 16 de julio de 1946, se procedió a la colocación, de la “piedra fundamental”, del nuevo templo, consagrado a la Virgen Nuestra Señora del Carmen (La antigua y querida capilla, se había derrumbado, el 16 de octubre de 1945). El 8 de septiembre, de ese mismo año, hubieron de iniciarse los trabajos de construcción, y tras un lapso de tres años, de firme e incesante actividad, la obra se culminó, y fue posteriormente inaugurada, el 22 de octubre de 1949, como parte de los actos conmemorativos, del 95 aniversario, de la fundación de Chivilcoy.

El 16 de julio de 1963, se llevó a cabo, la feliz inauguración de los diferentes murales, que decoraban, en su totalidad, el interior del templo de Nuestra Señora del Carmen. Dichos murales, de particular colorido y, distintas temáticas alusivas, fueron realizados, por el diestro y prestigioso artista plástico local, José Antonio Speranza (1909 – 1987); destacado pintor y hombre público, de nuestro medio, fundador, en 1946, y ex director del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”. Los citados murales, se suprimieron, en el mes de junio de 1999, al efectuarse una serie de obras, de refacción y restauración, de la iglesia.

El 16 de julio de 1973, se registró, aquí, en Chivilcoy, una insólita y muy copiosa nevada, que despertó el asombro, la sorpresa y la gran admiración, del vecindario y de toda nuestra comunidad. Un fenómeno similar, se había producido, en nuestra ciudad, por vez primera, unos 55 años antes, en el mes de junio de 1918. Fue por lo tanto, la segunda nevada, que contemplaron y conocieron, los ojos chivilcoyanos.

El 19 de julio de 1896, se hubo de llevar a cabo, la auspiciosa y feliz inauguración, de la capilla, en honor de la Virgen Nuestra Señora del Carmen,  la cual se levantó sobre un terreno, espontánea y generosamente donado, por Don Pascual Grisolía (1835 – 1920), gran iniciador, artífice y propulsor, de la antigua y muy tradicional festividad patronal, religiosa y popular, de la Virgen del Carmelo, que comenzó hacia el mes de julio de 1889. La “piedra fundamental”, de aquel primitivo templo, se había colocado, el 16 de julio de 1895, y los trabajos de construcción, estuvieron a cargo, del maestro albañil, Don Antonio Colisigno. Tiempo más tarde, el 8 de septiembre de 1898, se inauguró el edificio, en su totalidad. La querida e inolvidable capilla del Carmen, después de una fiel e ininterrumpida existencia, de 49 años, se derrumbó, completamente, el 16 de octubre de 1945. Hoy, nos queda, alguna amarillenta y nostálgica estampa fotográfica, de aquella legendaria capillita, dedicada a la profunda y sincera devoción, de la Virgen del Carmelo.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director-organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Germán Carlos Nicolini, Máster en P.C. e Informática, secretario técnico del Archivo Literario Municipal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *