Fundación de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Chivilcoy Ltda.

IMG_20160822_105036El 9 de agosto de 1948, un grupo de cuarenta y tres, nobles y laboriosos productores agropecuarios, de nuestro distrito de Chivilcoy, reunido en las instalaciones del club Social y Deportivo Pellegrini, hubieron de establecer, las firmes bases fundacionales, de la Cooperativa Agrícola Ganadera; la cual, nació, a través de la iniciativa, el fervor y el impulso, de Don Nicolás Tenaglia (Fallecido en 1968), por entonces, representante, aquí, en Chivilcoy, de la Federación Agraria Argentina. El primer Consejo de Administración, de dicha entidad, estuvo presidido por Don Juan Ciafardini, a quien acompañaban, en distintas funciones y cargos, Nicolás E. Capurro, Antonio Médice, Agustín Gago, José Mattía, Luis D’Agosto, Jorge D. Landín, José S. Cappi y José Ferrari. En 1949, se procedió a la respectiva aprobación del primer balance de la institución, que contaba con unos noventa asociados, y en el año 1961, la Cooperativa, hubo de adquirir la propiedad, sita en la intersección de las calles 9 de Julio y General Paz. En 1965, en tanto, bajo la presidencia de Don Víctor Labaronnie, se llevó a cabo la construcción, de una planta de seis silos metálicos, de 330 toneladas, cada uno. Debemos subrayar, en el prolongado y rico historial de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Chivilcoy, Ltda., la singular presencia de Don Leonardo Tenaglia – uno de los hijos de Don Nicolás -, quien durante muchos años, de infatigable tarea, y un permanente dinamismo, ejerció el cargo de gerente, de la mencionada entidad; caracterizándose por su profundo amor hacia la institución, su conducta proba e inquebrantable y, su ejemplar honestidad. También, evocamos la figura de su hermano, Eleodoro Juan Tenaglia, por su constante y tesonero desempeño, en las filas de la entidad. Infortunadamente, en el último tiempo transcurrido, la Cooperativa Agrícola Ganadera de Chivilcoy, Ltda., a raíz de distintas circunstancias y episodios, de índole interna, ha sufrido un proceso de grave crisis económica y notorio  desequilibrio financiero. Quiera Dios, que en un venturoso futuro próximo, la entidad, logre reencauzar su promisorio rumbo originario, a la luz del gran modelo o paradigma moral, de sus fundadores y pioneros, que siempre se caracterizaron, por su entrega al trabajo, su honradez y hombría de bien.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.