La ciudad de Chivilcoy, en una “Guía de Correos y Telégrafos”, editada en 1938.

La página recordativa de hoy, la destinaremos a la particular evocación, de una curiosa e interesante “Guía de Correos y Telégrafos”, editada hacia el año 1938, en la cual, podemos encontrar, un ilustrativo capítulo, dedicado a nuestra ciudad de Chivilcoy, entre las páginas 864 y 868, del citado libro; un extenso y muy significativo volumen, de más de 2145 páginas, a través del que desfilan, las diferentes provincias, y por entonces, Territorios Nacionales, de la República Argentina, como asimismo, distintas localidades, de diversos puntos geográficos, del país. Además, se incluían las nóminas, de las oficinas de Correos y Telégrafos, de la República Argentina, y de los vecinos países, de Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay; organismos oficiales; informaciones útiles, en general; textos legales, sobre variados temas; datos de índole educativa;  referencias, acerca de las hermanas repúblicas de Uruguay y Chile, etc. En 1938, ejercía el cargo de intendente municipal de Chivilcoy, Don Generoso Fernando Falivene, desempeñándose como secretario de la comuna, el procurador Agustín E. Fernández, y en calidad de subsecretario, el eximio y siempre recordado poeta, escritor y periodista local, Ernesto Domingo Marrone. En lo que respecta, al Departamento Deliberativo, presidía el Honorable Concejo Deliberante, el procurador Marcelino Celaya, y era vicepresidente, del mencionado cuerpo, Don Juan Carlos Handorff.

La citada publicación, puntualizaba: “El actual intendente, asumió elcargo, el 20 de febrero del corriente año, por renuncia del señor Rafael Juan Falabella. Anteriormente, fue electo concejal. Fue vicepresidente del Cuerpo Deliberativo, y miembro de las comisiones internas de Hacienday Obras Públicas, Intervino en la consideración de asuntos, de mucha importancia para la comuna. Durante el breve lapso, de su actual administración, ha proyectado y  realizado, obras administrativas y públicas, de gran significación. Además, ha continuado, las que emprendiera su antecesor. Ha sido objeto de especial atención, del actual intendente, la obra caminera. Ha intensificado los trabajos en los caminos, para el fácil acceso a la ciudad, de la gente de la campaña, y la intercomunicación, entre chacra y chacra. Con esos propósitos, proyectó la adquisición de un equipo caminero mecánico, y la construcción de otros implementos, en los talleres municipales, con los cuales se efectúa el arreglo de las calles y caminos del partido. Durante su administración, se ha dado término a la pavimentación de 200 cuadras, en la ciudad, cuyo proyecto fue presentado al Concejo Deliberante, por este mismo funcionario,en el período en que ejerció sus funciones de concejal. Merece destacarse, asimismo, la ejecución de muchas obras, de menor cuantía; la creación de ordenanzas municipales, y el auspicio de innumerables iniciativas, de bien público. Entre las iniciativas de carácter cultural, resalta por su acierto y por la aprobación, con que ha sido recibida, la creación de la Comisión Municipal de Arte y Cultura, constituida por destacados intelectuales locales, con el fin de ejercer funciones de estímulo y censoría, de las actividades espirituales de la colectividad, y auspiciar actos culturales, etc. Entre las obras proyectadas, se hallan las siguientes: Mataderos y cámara de enfriamiento; corralón municipal; horno incinerador de basuras; baños públicos; arreglo de la plaza 25 de Mayo; arreglos en la Delegación y plaza de Moquehuá; obras de entubamiento, en calles de la ciudad; construcción de carpeta asfáltica, en la avenida Mitre; construcción de un lago infantil, etc”.

También, la “Guia de Correos y Telégrafos”, aportaba algunos “datos históricos”: “Por decreto de Rosas, de 28 de diciembre de 1845, se creó este partido, en tierras del de la Guardia de Luján. El pueblo, fue fundado el 22 de octubre de 1854, por Don Manuel Villarino. Declarado ciudad, en el año 1892. El nombre del partido, recuerda al del Cacique Pampa, que acupaba estos campos. Los hijos de esta localidad, han servido a la patria, en las contiendas nacionales, en las luchas civiles y en las guerras de fronteras”.

La “Guía”, que hoy, evocamos, ofrecía toda una nómina de reparticiones públicas y de autoridades, instituciones locales, establecimientos educativos, centros de salud, bancos, clubes y, estaciones ferroviarias, Norte y Sud. También, se brindaba una enumeración alfabética, de almacenes de comestibles, fábricas de alpargatas, artículos para hombres, agencias de automóviles, bazares, depósitos de caramelos y cafés, carnicerías y chancherías, carpinterías, carpinterías de obras, confiterías y bares, curtiembre, dentistas cirujanos, diarios, establecimientos mecánicos, estaciones de servicio, estudios jurídicos, fajas de goma, farmacias, fideerías y molinos, floreríaS, frutos del país, garages, estudios de ingeniería y arquitectura, fábricas de jabones, jardines y viveros, joyerías, relojerías y ópticas, librerías y cigarrerías, médicos clínicos y cirujanos, fábricas de muebles de mimbre, casas de música, casas de óptica, panaderías, petróleos, procuradores nacionales, almacenes de ramos generales, casas de remates, ferias y comisiones, restaurantes, sastrerías, depósitos de tabacos, talleres electromecánicos y mecánicos, tintorerías y talleres de vulcanizaciones.

Esta edición oficial, de la “Guía de Correos y Telégrafos”, publicada por la Dirección General de Correos y Telégrafos, que presidía, como director, el Dr. Adrián C. Escobar, siendo vice director, de dicha repartición, el Dr. Alejandro Funes Lastra, comprendía los años,1938 y 1939. En 1938, era presidente de la Nación, el Dr. Roberto M. Ortiz, y vicepresidente de la República, el Dr. Ramón S. Castillo.

Soneto a Chivilcoy, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Chivilcoy, del oeste y la llanura, el trigal y el aroma campesino, todo un cielo brillante y cristalino, el sembrado, la paz y el agua pura. Chivilcoy, del recuerdo y la ternura, la ilusión, el amor y el dulce trino; que construyesy sueñas tu destino, de trabajo, progreso y hermosura. Yo te canto y recorro, en largo viaje, calles, plazas, tu vida, tu paisaje, o el rincón, de algún barrio, ya perdido… Y gozando tus flores y tu calma, hoy, te siento, en los ojos y en el alma, mi terruño más bello y más querido.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *