La celebración del Centenario de la Independencia Argentina, el 9 de Julio de 1916. Los festejos realizados en Chivilcoy.

La celebración del 9 de Julio de 1916, en Buenos Aires, encabezada por el entonces presidente de la Nación Dr. Victorino de la Plaza, y miembros de su gabinete ministerial.
La celebración del 9 de Julio de 1916, en Buenos Aires, encabezada por el entonces presidente de la Nación Dr. Victorino de la Plaza, y miembros de su gabinete ministerial.

El Centenario de la gloriosa Independencia Nacional, declarada en la ciudad de San Miguel de Tucumán, aquel histórico y memorable martes 9 de Julio de 1816, hubo de celebrarse, de un modo jubiloso e imponente, en 1916, bajo el gobierno del Dr. Victorino de la Plaza (1840 – 1919), quien había asumido la primera magistratura del país (Era vicepresidente de la Nación), el 9 de agosto de 1914, tras el fallecimiento del titular del Poder Ejecutivo nacional, el Dr. Roque Sáenz Peña. Para conmemorar esta trascendental efemérides, de nuestra argentinidad, se decretaron cuatro días feriados: Seis, siete, ocho y nueve de Julio. En Chivilcoy, como adhesión a tan importantes festejos, se procedió a embanderar, profusamente, los edificios públicos y privados, y hubo de oficiarse un solemne Tedéum, en el templo mayor de Nuestra Señora del Rosario; siendo el párroco, de esa época, el respetado y prestigioso presbítero, Dr. Pedro Ondarçuhu. Por otra parte, se llevaron a cabo, representaciones escénicas y veladas artísticas, como la exhibición del popularizado drama romántico “El rosal de las ruinas”, del Dr. Belisario Roldán, en la sala del teatro Español, protagonizado por la notable actriz local, Margarita Andreis, fallecida a fines del mes de agosto de 1977. Dicha obra, fue dirigida por el Dr. José María Moras, integrando, además, el elenco de la pieza, los intérpretes, Santiago Gómez Ortiz, Alexio Andreis, Antonio Seara, Edita Conti, Oreales Zamorano, R. Pérez Garabal y Héctor Grosso. Asimismo, se disputó un encuentro futbolístico, entre los equipos de los clubes deportivos, Racing y Gimnasia y Esgrima, con la victoria de este último, a través de un gol del jugador Eduardo Natalizio. En la noche del 9 de Julio, se encendieron fuegos artificiales, frente al edificio del Palacio Municipal. Por entonces, ejercía el cargo de intendente, Don Prudencio Segundo Moras (1854 – 1939), quien había asumido el 1 de enero de 1915, y rigió los destinos de Chivilcoy, hasta el 1 de enero de 1917. Era presidente del Honorable Concejo Deliberante, Don Leonilde Bardengo, y presidente del Consejo Escolar, y legislador provincial, el Dr. Ireneo Moras. Ese 9 de Julio de 1916, en Buenos Aires, mientras se desarrollaba el desfile cívico, ante la Casa Rosada, un joven anarquista, llamado Juan Mandrini, efectuó dos disparos de revólver, que no dieron en el blanco, contra el propio presidente, Dr. Victorino de la Plaza, quien presenciaba el acto, desde los balcones. Mandrini, fue inmediatamente detenido, pero luego, por orden del mismo jefe de estado, hubo de recuperar la libertad.

 

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.