La Escuela primaria Nro. 32 “Baldomero Fernández Moreno”, de Chivilcoy

 

La página evocativa de hoy, la destinaremos a recordar, la simpática y entrañable Escuela primaria Nro. 32, ubicada en la intersección de las calles 13 y 28; la cual, a través de un prolongado y sostenido itinerario cronológico, de muchas décadas, ha venido cumpliendo y desarrollando, una intensa y fecunda labor, de índole pedagógica, al servicio del saber y la infancia chivilcoyana. Dicho establecimiento educativo, hubo de iniciar, su tenaz e infatigable tarea,  el 1 de abril de 1905, funcionando en un modesto inmueble que, a pesar de sus humildes instalaciones, logró satisfacer los sinceros y fervientes anhelos y, los mejores y más nobles propósitos, que determinaron la creación, de la citada escuela, para atender a las necesidades, de numerosas familias, y una gran cantidad de niños, de aquella zona geográfica, de la “Sección primera”, de quintas. En la “Guía Aramburú”, que editara el agente judicial y comercial, Justo Aramburú, en el año 1907, nos informamos que, en ese momento, se desempeña como directora de la Escuela Nro. 32, la educacionista Ana M. Guidobono, ejerciendo en calidad de maestra, de primer grado, la docente Lucía C. Gioia.

Largo tiempo más tarde, hacia el año 1949, se procedió a la construcción del actual edificio, del establecimiento, que hubo de inaugurarse y habilitarse, a comienzos de la década de 1950, duran te la gestión, del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, coronel Domingo A. Mercante. Las importantes y valiosas gestiones, para alcanzar ese apreciable objetivo, las llevó a cabo, el destacado senador provincial, de origen chivilcoyano, Don Andrés Casanova, quien en el transcurso de su emprendedora y fructífera etapa de legislador, promovió la realización de significativas obras, en favor del avance y el progreso de nuestra ciudad: El entubamiento de la vieja cañada; la creación de la Escuela Formativa para Profesoras de Jardines de Infantes, de la Universidad del Trabajo “Juan Domingo Perón” y del Jardín de Infantes Nro. 901 “Tambor de Tacuarí”; la edificación de las Escuelas primarias, Nros. 24, 28, 31, 32, 33, 36, 40, 41, 42, 45, 46, 47, 49, 50, 51. 53 y 54; la construcción de la sala de cirugía, el Lavadero modelo, el Secadero eléctrico y la ampliación de las distintas dependencias, del Hospital Municipal; la edificación del nuevo templo, en honor de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, inaugurado el 22 de octubre de 1949, etc.

A la Escuela primaria Nro. 32, se le impuso el querido e imborrable nombre, del auténtico e inspirado poeta, médico y docente, Dr. Baldomero Fernández Moreno, quien había nacido en Buenos Aires, el 15 de noviembre de 1886, y falleció  en la Capital, a los 63 años de edad, el 7 de julio de 1950. Autor de profunda y exquisita sensibilidad espiritual, con un inconfundible estilo, de tierna sencillez, simple dulzura y, una clara y diáfana transparencia, de sus diferentes libros editados, mencionaremos ahora, los volúmenes: “Las iniciales del misal”, “Versos de Negrita”, “Intermedio provinciano”, “Campo argentino”, “Ciudad”, “Mil novecientos veintidós”, “Nuevos poemas”, “Cantos de amor”, “La patria desconocida”, “Romances”, “Seguidillas”, “Parvas”, “Por el amor y por ella”, “Aldea española”, “El hogar en el campo”, “El hijo”, “San  José de Flores”, etc. Ejerció su actividad profesional, en  los ámbitos de la salud, se dedicó a la enseñanza y, colaboró, de una manera asidua, en las columnas de diarios, revistas y, diversas publicaciones, del país y el exterior.

En el predio, donde se levanta la Escuela 32, puede observarse, un añoso y gigantesco ombú, que ofrece su arbórea compañía, su verde frondosidad y, su sombra amplia y generosa; constituyendo, sin dudas, todo un verdadero símbolo o emblema, del mencionado establecimiento educativo, popularmente conocido y calificado, como la “Escuelita del Ombú”. En la actualidad, ejerce la dirección de la Escuela, la educacionista Gisela Suárez, quien cumple sus funciones diarias, con entusiasmo, responsabilidad y eficacia, junto a un cuerpo docente y auxiliar, que la secunda, de un modo comprometido y empeñoso, velando por los pequeños alumnos, de aquella atmósfera escolar, llena de amor, encanto e inocencia…

El lunes 15 de julio de 2019, visitaron la Escuela Nro. 32 “Baldomero Fernández Moreno”, el ingeniero agrónomo, Juan Pablo Cileiro, el fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal, procurador Carlos Armando Costanzo, y el secretario técnico del Archivo, el máster en P. C. e Informática, Germán C. Nicolini. El ingeniero Cileiro, brindó una interesante e ilustrativa charla, sobre distintos aspectos y características del ombú, desde el ángulo, del estudio de la botánica, y el procurador Armando Costanzo, en esa oportunidad, evocó el historial de la Escuela, con un camino educacional, de 115 años de vida…

A la Escuela 32 “Baldomero Fernández Moreno”, por Carlos Armando Costanzo.

Hoy, te nombro, emocionado, fiel Escuela 32, y con mi canto y mi voz, rememoro tu pasado. Los años, bien han guardado, una historia de enseñanza, docencia, entrega y pujanza, porque eres y serás, tú, la escuelita del Ombú, el amor y la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *