La tradicional y gloriosa festividad chivilcoyana de la Virgen del Carmen

 

Comenzó hace ya 131 años, los días 20 y 21 de julio de 1889, por iniciativa del ilustre inmigrante italiano Don Pascual Grisolía, y es la celebración más antigua y perdurable, de nuestra ciudad.

Toda una auténtica manifestación de fe y un símbolo y baluarte de la identidad lugareña, en honor de la Virgen del Carmelo, la “Patrona espiritual de Chivilcoy”.

Se cumple el 131 aniversario, del feliz y promisorio comienzo de la tan antigua y tradicional festividad patronal, religiosa y popular, en honor de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, la cual, se inició los días, sábado 20 y domingo 21 de julio de 1889, merced a la noble y plausible iniciativa del ilustre inmigrante italiano Don Pascual Grisolía (25 de septiembre de 1835 – 24 de enero de 1920), a quien acompañó un devoto y significativo grupo de pobladores, del típico y pintoresco Barrio del Pito de Chivilcoy (ubicado dentro de la Sección Tercera, en el sector geográfico de la avenida 22 de Octubre, el Barrio PYM y la Escuela primaria Nro. 33 “Dr. José León Suárez), que se sumó, fervorosamente, a esta primera e inaugural celebración.

Dicha festividad, se realizó en un solar o predio contiguo al domicilio de Don Pascual Grisolía, donde se procedió a colocar y entronizar una imagen de la santa y entrañable Virgen del Carmelo. Allí, ante ese improvisado altar, acudieron numerosos fieles, a lo largo de las dos jornadas del sábado y del domingo; hubo algunas muestras y expresiones de juegos, diversiones y distintos esparcimientos, durante las horas de la tarde, y por la noche, se ofreció una función de brillantes y llamativos fuegos artificiales.

Años más tarde, se construyó la primitiva y humilde Capilla del Carmen, inaugurada el 19 de julio de 1896. El 10 de septiembre de 1903, se hicieron cargo del templo, los sacerdotes españoles de la Orden Agustina, y el 16 de julio de 1937, la modesta y querida Capilla, alcanzó el rango de Parroquia, por un decreto del Obispo de Mercedes, monseñor Juan P. Chimento. (Puntualicemos que, los sacerdotes agustinos de la Parroquia del Carmen, hubieron de abandonar nuestra ciudad en el mes de mayo de 2003, después de casi un siglo de ardua, fecunda y admirable tarea pastoral y educativa, de prédica evangelizadora y de enseñanza, como fundadores y docentes, del Colegio “Buen Consejo”).

El 16 de octubre de 1945, se derrumbó la Capilla del Carmen, frente al estupor y la congoja del vecindario y toda la comunidad chivilcoyana; en el mes de septiembre de 1946, hubo de comenzar la edificación de la actual iglesia, y finalmente, el templo parroquial se inauguró el 22 de octubre de 1949, como parte de los actos conmemorativos del 95 aniversario de la fundación de nuestra ciudad.

La festividad de la Virgen del Carmen, se ha identificado y distinguido por sus peculiares características, sostenidas de una manera fiel e inalterable, a lo largo de los años: Los banderines o gallardetes, sobre buena parte de las cuadras y el recorrido de la avenida Villarino; la procesión con la imagen de la Santa Patrona, por diferentes calles de nuestra ciudad; la participación del cuerpo de bomberos voluntarios locales y de distintas bandas de música; el espectáculo musical vespertino, y los clásicos fuegos artificiales, suspendidos en el último tiempo, a raíz de la sanción de una ordenanza del Honorable Concejo Deliberante, prohibiendo la pirotecnia. Asimismo, los juegos infantiles, como el palo enjabonado, la piñata y las carreras de embolsados, y en otra época, las carreras de sortija, a caballo, en bicicleta y hasta en automóvil.

Entre 1966 y 2006, llevó a cabo la conducción de la mencionada festividad y la animación del espectáculo artístico, con el concurso y la intervención de intérpretes y orquestas, el siempre recordado locutor Alfonso A. Lombardo (1941 – 2017), y durante largos años, de una empeñosa e infatigable labor, presidió la Comisión Pro – Festejos de la celebración, el caracterizado y prestigioso médico cirujano, Dr. Juan Carlos Falivene (1922 – 2014).

En la actualidad, preside la Comisión de Festejos, el ingeniero Gustavo Elbio Faccinetti, y es titular de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, el presbítero Hernán Lucía.

A LA VIRGEN NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

VIRGEN santa del Carmelo,

el hondo amor maternal,

la ternura angelical

y la esperanza del Cielo.

Te pedimos tu consuelo,

amparo, fe y protección,

y hoy, en esta situación,

-lo decimos desde abajo -,

danos salud y trabajo,

y tu inmensa bendición.

 

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *