Los cincuenta años, del Parque Industrial de Chivilcoy. Miguel Ángel Ventieri: Gran inspirador, artífice fundador, gestor y  propulsor, de dicho Parque. Su valioso testimonio histórico, sobre los orígenes del Parque Industrial, creado en 1969.

De puño y letra, del propio Miguel Ángel Ventieri, el minucioso relato, de la creación y los orígenes históricos, del Parque Industrial de Chivilcoy, surgido el 2 de septiembre de 1969. Ventieri, fue sin dudas el gran inspirador, artífice fundador y, gestor y propulsor de este importante proyecto, que se transformó en realidad, y hoy suma, 50 años, de larga y fructífera vida.

Se ha conmemorado el 50 aniversario, de la promisoria y muy auspiciosa creación, del Parque Industrial de Chivilcoy, que nació, precisamente, el Día de la Industria, 2 de septiembre de 1969, mediante el decreto Nro. 856, de la comuna local, bajo la administración del entonces intendente municipal, ingeniero José María Ferro; destinándose para tal fin, unas 42 hectáreas, que se hallaban comprendidas, en la Chacra Nro. 14, de la Sección “A” y la Circunscripción XVI. La secretaría de Obras Públicas,  del municipio, y la Junta de Promoción Industrial, hubieron  de llevar a cabo, el respectivo plano de subdivisión, de la citada superficie, determinándose así, unas 62 parcelas, de diferentes medidas. El mencionado plano, obtuvo después, la correspondiente aprobación, de la dirección de Geodesia bonaerense. El Parque Industrial, según bien lo expresaba, la información publicitaria de la época, “fue creado para promover la localización y el desarrollo de la industria, en forma racional y ordenada, basándose en las ventajas de reunir a las industrias, con el objeto de aprovechar los beneficios económicos y sociales, que derivan del establecimiento de las mismas, en forma agrupada, constituyendo una innovación social, que permite influir en el desarrollo industrial, de una manera relativamente sencilla, pero con la posibilidad de lograr un ordenamiento directo y conveniente”.

La feliz y ponderable iniciativa, de creación del Parque Industrial de Chivilcoy, surgió en el seno del Centro Comercial e Industrial, de nuestra ciudad, – siendo presidente de la institución, Don Pedro Lozada, y asesor letrado de la misma, el procurador Néstor Román Puppo -, merced a la brillante y plausible idea, la clara y certera visión, de progreso y futuro y, el espíritu inquieto y realizador, del Gerente de la institución, Miguel Ángel Ventieri, quien hubo de concebir este notable proyecto, e impulsarlo luego, hacia delante, con genuina capacidad y particular entusiasmo, firme yapasionado ahínco, y  una fiel y tesonera voluntad realizadora. Nacido el 22 de noviembre de 1939, y fallecido el 25 de julio de 2018, a los 78 años de edad, Miguel Ángel Ventieri, que era maestro normal nacional, y supo ejercer la enseñanza, como docente de los niveles, primario y secundario; durante varias décadas, de una sostenida y fecunda labor, se desempeñó en los ámbitos de la gerencia, del Centro Comercial e Industrial, fundado el 28 de enero de 1940. Allí, dentro del plano de la prensa, fundó, redactó y dirigió,  los periódicos titulados: “Industria y Comercio” y “Panorama Empresario”; junto al talentoso e inolvidable dibujante y realizador publicitario, Agustín Domingo Guasco, y al conocido vecino y titular de una imprenta, Don Antonio Giangiácomo, editó una magnifica revista evocativa, en oportunidad de los 25 años – las Bodas de Plata -, del Centro Comercial e Industrial, en 1965, y por otra parte, con el presidente de la institución, Don Pedro Lozada, y el asesor letrado, procurador Néstor Román Puppo, hubo de trabajar y bregar, de una forma empeñosa y pujante, para la construcción edilicia, de la nueva sede la entidad, inaugurada el 5 de noviembre de 1972.

Breve tiempo antes, de su desaparición física, Miguel Ángel Ventieri, hubo de remitir, al Archivo Literario Municipal, un interesante e ilustrativo escrito, de su puño y letra, con una pormenorizada narración, de los orígenes y prolegómenos del Parque Industrial de Chivilcoy, y las arduas y diversas gestiones, tendientes a su creación e instalación. Esta espontánea y cordial actitud, respondía al noble propósito de Ventieri, para que se conservara, en el acervo del Archivo Literario, ese valioso documento, con la auténtica y verdadera historia del Parque Industrial. El texto del relato, nos dice: “En el año 1967, se comenzó a pensar la creación de un Parque Industrial (Agrupación de industrias, con servicios centrales), en nuestra ciudad. Con motivo del Día de la Industria, llega a Chivilcoy, el ingeniero Casenave, convocado por el Gerente del Centro Comercial e Industrial, Miguel Ángel Ventieri, para dar conferencias sobre desarrollo industrial. Estas, se llevaron a cabo en la Escuela de Educación Técnica Nro. 1 “Dr. Mariano Moreno”. Quedando cautivado por el interés que mostraron las autoridades de Chivilcoy (Recibe además un presente, por su futuro casamiento), manda por correo, a los pocos días, un libro “Parques Industriales”, dirigido al Gerente del Centro, quien lo lee, para interiorizarse sobre el tema, motivado por la lectura y por su deseo de concretar este proyecto. Después, se prevé una reunión, en Buenos Aires, con el intendente municipal, ingeniero José María Ferro, el ingeniero Casenave,  el ingeniero Nielsen y Miguel Ángel Ventieri. Se reúnen, en la Unión Industrial, en Puerto Madero, donde el ingeniero Ferro, convence al ingeniero Nielsen, para que venga a Chivilcoy. Luego, lo traen, y lo llevan a conocer el predio, que era un circuito utilizado por los bomberos voluntarios, de nuestra ciudad, sobre la ruta nacional Nro. 5. A los pocos días, se realizó en la ciudad de La Plata, una reunión, del intendente municipal de Chivilcoy, ingeniero José María Ferro y el Gerente del Centro Comercial e Industrial, Miguel Ángel Ventieri, con el ministro, contador Ricardo Lumi, donde se presentó el proyecto, para concretar el Parque Industrial, ya que expediente, estaba demorado. El ministro, pide la presencia del ingeniero Stanfor, para familiarizarlo del proyecto y lograr la autorización definitiva, pues dependía del gobierno de la provincia de Buenos Aires. El ingeniero Ferro y Miguel Ángel Ventieri, muestran las fotos de la construcción, en los terrenos donde se levantaba la fábrica “Flamini”. Al ver las fotos, se sorprenden, y el ingeniero Ferro, dice que ellos, no querían perder tiempo,  en trámites burocráticos. Toman entonces la decisión, de autorizar rápidamente la construcción, y nace así, el Parque Industrial de Chivilcoy”.

Los primeros establecimientos fabriles, que hubieron de radicarse en el Parque Industrial, fueron: La metalúrgica “Flamini”, que fabricaba piezas de automóviles; “Construcciones El Siglo”, que tenía a su cargo, la construcción de galpones, tinglados, hangares, techos e instalaciones para tambos, con estructuras metálicas y de madera; “Talleres Fermiba”, que fabricaba arados, de cuatro y de ocho rejas, como también, diversos implementos agrícolas; “Massaferro”, a cargo de la fabricación de artículos eléctricos; “Industrias Colombo”, que fabricaba dispositivos reguladores de profundidad, para tareas de siembra y labranza; “Capurro Hnos.”, empresa de índole metalúrgica; “Zácaro”, fábrica de pinturas, que hasta llegó a crear una pintura impermeable; “Galland Hnos”, establecimiento dedicado a la venta de maderas, en general, y a la fabricación de pisos, puertas y ventanas; “Fideos Volcán”, fábrica de pastas secas, etc.

La rememoración, pues, del cincuentenario del Parque Industrial de Chivilcoy, y la sentida recordación de la figura, de Miguel Ángel Ventieri, gran inspirador, artífice fundador, gestor y propulsor, de dicha obra, que sin dudas ha tenido y alcanzado,  a lo largo de su historial  de cinco décadas, una relevante significación y, una concreta y efectiva gravitación, en la vida laboral y el desarrollo económico, de nuestra ciudad. El Parque Industrial, en atención a todos estos antecedentes y valederos méritos, debiera llevar el nombre de Miguel Ángel Ventieri. Un nombre que no merece, la ingrata omisión ni el injusto olvido.

Al Parque Industrial de Chivilcoy, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Su larga y pujante historia, supo nacer desde abajo, con el vigor del trabajo, y una fuerza promisoria. Hoy, rescato la memoria, de su fuente laboral, y de una forma cabal, en medio de su paisaje, le rindo así, mi homenaje, al noble Parque Industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *