Nacimiento del Teatro Nacional en Chivilcoy, con la representación del “Juan Moreira”

El actor José Podestá (1858-1937), en el rol protagónico de Juan Moreira
El actor José Podestá (1858-1937), en el rol protagónico de Juan Moreira

El sábado 10 de abril de 1886, se registró en nuestra ciudad, un resonante y glorioso suceso, de singular trascendencia, en las páginas y anales de la historia escénica argentina: El feliz y resonante nacimiento, aquí, en Chivilcoy, del drama criollo y del Teatro Nacional, con la exitosa representación del “Juan Moreira” hablado, que llevó a cabo la compañía circense de Don José Podestá y Don Alejandro Scotti. Dicha compañía ambulante, hubo de arribar, con su lento y pesado carromato, a nuestra  fértil y próspera comarca del oeste bonaerense, y con posterioridad, procedió a levantar la respectiva carpa del circo, denominado “Pabellón Argentino”, sobre un terreno baldío, ubicado en la calle General Frías Nro. 36; lugar donde, tiempo más tarde, se construyó el edificio que, cobijó a la Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, desde su inauguración, el 6 de enero de 1906, hasta principios de la década de 1980. El citado circo, procedía de la localidad de Arrecifes, localidad en la cual, un espectador de origen francés, llamado León Beaupuy, transmitió a José Podestá, la inquietud de convertir el  mimodrama o pantomima del gaucho Juan Moreira, en una pieza teatral, con sus diálogos correspondientes. Hasta ese momento, la mencionada obra, que narraba las aventuras del popularizado personaje de la pampa, nacido el 20 de noviembre de 1819, y muerto, en forma trágica, por una partida policial, en la localidad de Lobos, el 30 de abril de 1874; consistía en ademanes o gesticulaciones, sin pronunciar una sola palabra. José Podestá (1858 – 1937), el famoso actor dramático y payaso, conocido como “Pepino el 88”, tuvo a su cargo la redacción del libreto, en un cuaderno de escuela primaria, con 26 hojas, escritas en una sola cara del papel. Este libreto, se dividía en dos actos, con cinco cuadros, cada uno, representados, en el escenario y en el picadero. La pieza teatral, se basaba en la novela homónima del escritor y periodista argentino Eduardo Gutiérrez, nacido el 15 de julio de 1851, y fallecido el 2 de agosto de 1889, que relataba la vida y las múltiples andanzas de Moreira, guardaespaldas de distintos caudillos y dirigentes políticos, de la época. La función, constituyó un clamoroso y verdadero triunfo artístico, que señaló y determinó el singular surgimiento del drama criollo o gauchesco y del Teatro Nacional, cuya auténtica cuna, fue, precisamente, nuestra ciudad de Chivilcoy. El 21 de abril de 1886, la Sociedad Operaria Italiana, ofreció a Don José Podestá y Don Alejandro Scotti, un afectuoso agasajo y un cálido homenaje, y días más tarde, la compañía circense, partió hacia la vecina ciudad de Mercedes; prosiguiendo con su gira y sus tan aplaudidas interpretaciones. En 1956, el poeta, escritor y docente chivilcoyano, profesor Rubén A. Benítez, editó el volumen “Una histórica función de circo”; un ilustrativo e interesante libro, en el cual traza una minuciosa reseña  de este relevante acontecimiento de nuestra ciudad, con una vasta y merecida trascendencia nacional: El nacimiento del Teatro, en Chivilcoy, aquel sábado 10 de abril de 1886.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.