Recordando al gran dirigente fomentista chivilcoyano, Atilio Luis Maradei  (1935 – 2010).

El caracterizado e inolvidable, dirigente fomentista chivilcoyano, Atilio Luis Maradei, fundador y propulsor del Centro Médico del Barrio del Pito. Nacido el 5 de enero de 1935, y fallecido el 15 de septiembre de 2010, fue un aleccionador y hermoso ejemplo, de trabajo, lucha, compromiso, admirable honestidad y bien demostrada entereza moral. Un ejemplo, muy edificante y valedero, para la sociedad argentina, y nuestro país actual. 

El 24 de marzo de 2019, en el recinto del Honorable Concejo Deliberante, de nuestra  ciudad, con motivo de la conmemoración del 43 aniversario, del golpe de estado castrense, del 24 de marzo de 1976, que instauró en el país, un régimen militar, denominado “Proceso de Reorganización Nacional”, por una acertada y ponderable iniciativa, del intendente municipal de Chivilcoy, Dr. Guillermo Alejandro Britos, hubo de tributarse, un justiciero y bien merecido homenaje, a la singular y siempre recordada figura, de Atilio Luis Maradei; una expresión fundamental y un sólido y gran bastión, del movimiento fomentista lugareño, un auténtico y muy comprometido militante y, un tesonero e infatigable luchador, de la comunidad, fiel a sus altos principios y valores morales, su claro pensamiento, y sus inquebrantables convicciones ideológicas. Nacido el 5 de enero de 1935, desde la etapa de su juventud, abrazó la actividad política, perteneciendo a las filas, de agrupaciones partidarias, de izquierda, con la profunda vocación, el fogoso y entusiasta fervor y, la lealtad y coherencia de criterio, que en todo momento y circunstancia de la existencia, hubieron de distinguirlo e identificarlo. A raíz de dicha actividad, en el campo de la militancia, visitó la República de Cuba y otros países, obteniendo de esos viajes, una vasta experiencia, y múltiples y enriquecedores conocimientos.

Empeñoso y pujante propulsor, del fomentismo local, acreditó una larga y perseverante trayectoria pública, destacándose por su extraordinario impulso realizador, sus felices y numerosas iniciativas, sus férreos ideales, su sin par dinamismo y, su manifiesta laboriosidad, en aras del bien común y el bienestar general, de nuestro vecindario. Hombre de acción y encendidos bríos, fue el  “alma mater” y el genuino y primordial artífice, del movimiento fomentista; promoviendo y alentando la organización de la Federación de Entidades de Fomento, del Partido de Chivilcoy, la cual, se constituyó, bajo su inteligente y eficaz presidencia, el 24 de abril de 1984-

Condujo los destinos, de la Sociedad de Fomento, del Barrio del Pito, y durante su fructífera gestión, hubo de inaugurarse, una plaza de juegos, sobre la avenida 22 de Octubre, el día 13 de octubre de 1984, en un concurrida ceremonia que, contó con la presencia, del entonces intendente municipal de Chivilcoy, Dr. Carlos Francisco Dellepiane. Asimismo, gracias a su inquietud y, con su magnífico aliento, su notable ejecutividad y su formidable pujanza, fundó y conformó el Centro Médico, de dicho sector geográfico, de nuestra planta urbana; desarrollando allí, un esforzado y sostenido trabajo, que supo brindar, todos sus nobles afanes y, sus mejores y más entrañables sueños. El citado Centro Médico, de intensa y significativa actividad, en favor de la salud chivilcoyana, se inauguró, el sábado 22 de noviembre de 1986.

Ocupó la presidencia, del Foro Municipal de la Seguridad, que se constituyó hacia el año 1999, y en el seno, del mencionado organismo, volcó sus distintos proyectos y propuestas, acerca de un tema tan importante y sensible, para los vecinos y la comunidad.

De vida humilde, modesta y austera, cabal contracción al trabajo, elevados valores éticos, honradez y fidelidad de conducta y, una inmensa y aleccionadora entereza moral, el 24 de marzo de 1977, en los obscuros y aciagos tiempos del “Proceso de Reorganización Nacional”, fue detenido y luego trasladado, al campo de concentración “El Vecindario”, en la zona de Ezeiza(Provincia de Buenos Aires); permaneciendo en aquel lugar,  lo largo de unos veinticinco días, durante los cuales, se lo sometió a crueles vejámenes y brutales torturas, que hubo de enfrentar y sobrellevar, con total dignidad y, una enorme fortaleza humana.

Atilio Luis Maradei, falleció, a los 75 años de edad, el 15 de septiembre de 2010, y el 22 de febrero de 2017, por una plausible iniciativa, del concejal municipal, Dr. Guillermo Rodolfo Pinotti, se le impuso su nombre, al “Complejo Asistencial y Recreativo”, del Barrio del Pito, que comprende, el Centro Médico, de Atención Primaria de la Salud, y la respectiva plazoleta. Puntualicemos que, en el año 2013, bajo la gestión del intendente municipal, profesor Aníbal José Pittelli, se había bautizado al Centro Médico – creación y realización, de Maradei -, con el nombre, del destacado y prestigioso médico cirujano y artista plástico, Dr. Daniel Emilio Pastorino (1926 – 2005).

Hoy, con honda emoción espiritual y un sentido de verdadero reconocimiento, evocamos la figura de Atilio Luis Maradei, enarbolando como preciada bandera – más aún, en la época actual, que transitamos -, su edificante lección de coherencia y fidelidad a las convicciones e ideales, y su aleccionador y hermoso ejemplo de lucha y acción, compromiso, honradez e integridad; un ejemplo, sin dudas, de trabajo, conducta moral y honestidad, que nos honra y enorgullece, a todos los chivilcoyanos.

A Don Atilio Luis Maradei, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Luchador ejemplar e infatigable, que bregó, siempre fiel y vigoroso; carácter firme, temple vigoroso, gran convicción y línea insobornable… Voluntad y conducta inalterable, un corazón ardiente y fervoroso; un espíritu noble y laborioso, y un profundo idealismo, inquebrantable. Atilio Maradei: Clara figura, de la honradez, la mano abierta y pura, la coherencia, la acción y el dinamismo… Hombre de ley, tenaz y solidario, que fue auténtica voz del vecindario, y un baluarte esencial del Fomentismo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *